sábado, 18 de febrero de 2017

OPERA EN EL CINE

Ya el año pasado conocí esta forma de ver y oír ópera. Sí, como indica el título, es ópera vista y oída en salas de cine. La sala de cine concreta conecta directamente con el local que está representado una función de ópera en riguroso directo. 


Tiene muchas ventajas. Antes justo de que empiece la representación, tienes la posibilidad de visitar el teatro de que se trate. La cámara va recorriendo los palcos, el patio de butacas, el foso donde calientan los músicos..., alguna entrevista con el director de escena, con el diseñador de vestuario, etc. También en alguna ocasión he visto entrevistas ya grabadas con los intérpretes principales.

Todo lo tienes ahí, delante de tus ojos, ampliado, con unas imágenes excelentes.


Lo mismo cuando empieza el espectáculo. Puedes ver de cerca la respiración de la soprano, la tensión del tenor... Y el sonido, lo más importante, es extraordinario.

Como es en riguroso directo, los tiempos se amoldan y en el descanso, que suele ser largo, el cine ofrece un pequeño piscolabis. Lógicamente sólo tengo la experiencia del local de la cadena Cinesur, de aquí de Toledo. En el hall o vestíbulo ponen unas mesas con bebidas y saladitos. Un detalle de buen gusto es que suelen ofrecer cava, eso sí, en pequeñas dosis. Para los que no tomen alcohol, hay refrescos y zumos.

Como digo, conozco la cadena de Cinesur que tiene locales en Toledo y Andalucía, pero hay otros cines por toda España que también lleva a cabo estos espectáculos. Supongo que también en otros países.

El precio de la entrada es asequible, comprando con antelación hay, además, descuento. Algo a denunciar: en cada función he presenciado a algún ·comidista·. Sí, aunque parezca increíble, la gente se lleva comida a la ópera, aunque sea en el cine.

Así que, amigos, el año pasado pude asistir a varias representaciones por el mundo y este año he estado ya en el Palacio Garnier de París viendo Cosi fan tutte  y en la Royal Opera House de Londres viendo Il Trovatore sin salir de mi ciudad.

miércoles, 15 de febrero de 2017

VORÁGINE DE JUEVES A DOMINGO.

Este año no sé qué me pasa que no acabo de arrancar a escribir. Por eso os pongo aquí las fotos que suplen las palabras o, si no, lo intentan. He pasado los días finales de esta semana, de jueves a domingo, sin darme cuenta de cómo transcurría el tiempo, tal ha sido la vorágine de acontecimientos que se han sucedido. Cuando vives tantas emociones juntas, es difícil separarlas, identificarlas, comprenderlas, paladearlas. Para eso se necesita tiempo, reposo. Es lo que espero hacer a partir de mañana. Me ayudarán las fotos que he tomado. No me gusta ser demasiado explícita con asuntos que atañen a los demás, así que algunas cosas quedarán en nebulosa, otras no. Quien me conoce bien seguro que, guiándose por las fotos, es como si hubiera venido a mi lado (espero).

Para quien me conozca menos, os daré alguna pistilla: partiendo de Toledo, he estado en  Madrid, Sevilla, Huelva, Sevilla, Madrid, Toledo, Madrid (otra vez), Toledo.


Ave Madrid-Sevilla


Saliendo de Santa Justa en Sevilla, es una pena que la Giralda quede tan lejos, pero se aprecia al fondo.




La lluvia ha descargado sobre los árboles que, a su vez, han descargado sus naranjas por el suelo.




Muralla de Niebla (Huelva) primera lugar de Occidente donde se utilizó la pólvora. 




video





Naranjas en los árboles.


Guadalquivir



50 años de los Pérez-García






La propina de José Sotorres nos dejó boquiabiertos. Interpretó la pieza Zoom Tube, de Ian Clarke. El programa entero, magnífico.
Manitas fileteadas de cordero con alcachofas fritas y cigala.

Casa!




lunes, 6 de febrero de 2017

PRIMER VIAJE 2017


Escribí este post en los primeros días de enero y aquí lo tengo, en fase "borrador¨ desde entonces. La situación era triste, no solo por no haber podido contar aquí mi proyectado e ilusionante viaje, sino por la situación de mi cuñada. He dudado si publicarlo, pero compruebo que no arrancaré a escribir este año si no supero esto. Así que me he dicho: lo publico y -espero- empezaré a coger carrerilla.
-------

Mi primer viaje de 2017 lo tenía apalabrado desde hacía tiempo. Era un viaje a una ciudad que me gusta, a estar con gente a la que me agrada ver y, además, a visitar una exposición que también me apetecía mucho. No sé si lo haré, pero me temo que ya no. El día 4 de enero era la fecha para abonarlo, pero un día antes llamé y dije que no podría hacerlo. 

Ahora, el que ha surgido ha sido muy distinto. Un familiar muy próximo (hermana de mi marido) ha tenido un grave problema de salud y hemos ido a visitarla. Supongo que los viajes a verla se repetirán. Ha ocurrido en Huelva. No ha sido muy agradable porque el motivo no lo era. Este viaje no estaba programado y había nerviosismo y prisas. Fuimos por Extremadura. Tanto a la ida como a la vuelta, paramos. Al ir, para dormir, en Almendralejo y al venir, para hacer algunas compras -el queso no puede faltar- en Fuente de Cantos y para comer, en la Majada, cerca de Trujillo.  Hice algunas fotos, pocas. Os las dejo:



Me encantan este tipo de letreros. En España se grita y no se respeta el descanso, ojalá todos los hoteles dispusieran de muchos de estos por los pasillos
























Escudo fascista en pleno centro de Fuente de Cantos (Badajoz)